La política imperialista de despoblación.
Un testimonio in situ

El padre Giorgio, de formación monástica y médica, ejerce su ministerio en América Latina, en Extremo Oriente y en otras partes del mundo. Fue testigo de las tentativas de infiltración de la cultura de la muerte anti-mujer y anti-familia en esos continentes. Estas se realizan en general bajo la forma de contracepción, abortos, esterilizaciones forzadas, vacunas abortivas, corrupción de la inteligencia por parte de los medios de comunicación (mensajes directos o subliminales), engaños, etc.

Actualmente, el padre Giorgio realiza una gira por Europa para denunciar este imperialismo eugenista por medio de conferencias, mensajes radiales, etc.

¿Por qué la cultura de la muerte?

En principio, lo que motiva la cultura de la muerte no es el dinero: se trata esencialmente de una lucha espiritual. San Pablo dice que nuestra lucha no es contra seres de carne y de sangre sino contra poderes del mal que están en las alturas, es decir, contra el Maligno, el demonio.

Creo que es importante, porque asistimos aquí a una lucha del ángel de las tinieblas, Lucifer, Satán, contra Dios. Es una pelea perdida por adelantado; el demonio lo sabe bien. Pero como no puede atentar contra Dios, lo hará contra su Creación y, sobre sus criaturas más preciadas: las almas inmortales. Su objetivo es impedir a Dios crear almas para colmar el Cielo de elegidos, y hacer que la mayor cantidad de ellas caigan en el Infierno. Para eso, utiliza dos tipos de ataque:

1) volver al mundo apóstata, rechazando a su Creador y multiplicando las tentaciones, tornando la vida en estado de gracia prácticamente imposible a los cristianos.

2) destruir la unidad familia-mujer-sexualidad. Estos ataques han comenzado desde el paraíso terrenal, ya que la condena que recibió (“ella te herirá en la cabeza”, Génesis 3:15) le ha quedado atravesada en la garganta. Su enemigo es la mujer, en su doble misterio de virginidad y de maternidad. En principio, será contra ella que dirigirá su ataque. En efecto, Dios no crea las almas por sí solo, sino en colaboración con una pareja humana, gracias al don extraordinario de la “sexualidad” -que Dios no concedió a los ángeles- en el seno de la familia, y muy particularmente en el cuerpo de la mujer.

La sexualidad es algo extraordinario que Dios ha inventado, y el enemigo descubrió que era relativamente fácil pervertirla en los seres humanos, desviándola de sus objetivos. Para ese trabajo de destrucción, se sirve de un cierto número de organizaciones internacionales muy poderosas y sectarias, todas ellas ligadas a la ideología eugenista.

Estas organizaciones llevan a cabo un trabajo de influencia considerable desde hace alrededor de un siglo. Entre tanto, las Iglesias les han dejado el terreno prácticamente libre.

El método aplicado en el Tercer Mundo.

La planificación familiar norteamericana ejerció con éxito múltiples presiones sobre los políticos locales. En 1969 su vicepresidente, Frederick S. Jaffe (Asociación Americana de Paternidad Planificada), resumía la treintena de medidas que proponía para reducir la fertilidad1:

  • Reestructurar la familia, fijando una imposición fiscal sobre matrimonio y una imposición suplementaria por hijo.
  • Obligar a las mujeres a trabajar fuera del hogar sin proporcionarles guarderías.
  • Limitar o suprimir los subsidios por maternidad o por familia numerosa.
  • Hacer abortar por la fuerza a las mujeres no casadas.
  • Instituir el permiso de embarazo.
  • Múltiples estímulos financieros a la contracepción, la esterilización y el aborto.
  • Esterilización obligatoria luego del segundo hijo.
  • Inducir a los jóvenes a la homosexualidad o a la promiscuidad sexual fuera del matrimonio.
  • Infectar las redes de agua potable con contraceptivos.
  • etc.

Todas estas medidas fueron concebidas para ser impuestas a los países a cambio de promesas de ayuda económica o de otra naturaleza.

Esta política eugenista se convirtió en una realidad cada vez con mayor presencia. Hoy podemos comprobar:

  • La promoción del aborto, al que se define como un derecho fundamental de la mujer2.
  • La infección de redes de agua potable y de suplementos alimentarios -extrañamente reservados a las mujeres embarazadas o que están amamantando- con contraceptivos.
  • La existencia de campañas de esterilización forzada y la imposición de cuotas que debe respetarse en materia de ligadura de trompas, vasectomías, colocación de dispositivos intrauterinos, implantes abortivos (Norplant).
  • Vacunaciones con vacunas que incluyen sistemáticamente agentes contraceptivos y abortivos, como la hormona hCG (gonadotrofina coriónica humana, responsable del mantenimiento del embarazo), el antígeno anti-zona pelúcida (que destruye los óvulos futuros de la joven vacunada), el antígeno anti-esperma para los varones.
  • Los programas de vacunación obligatoria sin posibilidad de controlar el contenido exacto de las vacunas ni de elegir otro proveedor distinto del que se impone (OPS).
  • Los preservativos microperforados que facilitan la propagación del SIDA y de otras ETS.
  • La obligación de importar el maíz norteamericano Monsanto3 (o de otros enormes lobbies cerealeros como Cargill, ADM, Dreyfuss, Bunge y Borne, Mitsui & Feruzzi) hasta alcanzar a cubrir el 30% de las necesidades nacionales.
  • La imposición de manuales y de cursos de educación sexual desde la escuela primaria para pervertir a la juventud.
  • La banalización del “sexo”: ¡la sexualidad es rebajada al “sexo”  y al placer, que debe ser maximizado! Cada uno tiene derecho a una vida sexual satisfactoria. En consecuencia, cada uno es libre de elegir su orientación sexual: heterosexual, homosexual, lesbiana, bisexual, transexual o zoófila4 , incestuosa, pedófila5, sadomasoquista, etc.
  • Políticas de destrucción de la institución familiar: Obligar a la mujer a trabajar fuera del hogar, penalizar la familia en lugar de ayudarla.

Todos estos puntos están contenidos en la Carta de Derechos Sexuales y Reproductivos6 dirigida a niños y adolescentes. Este documento fue presentado a la ONU por la IPPF [Federación Internacional de Planificación Familiar], heredera histórica del eugenismo, con el apoyo de ONG “feministas”, “gays” y otras. De hecho, esta “Carta”  ha sido impuesta a los gobiernos de los distintos países bajo el nombre de "leyes de salud reproductiva" con anterioridad a la discusión de acuerdos económicos, culturales, etc.

Si esta eugenesia ha conseguido desarrollarse es porque sus promotores dieron con oídos atentos en el Estado federal estadounidense y en la ONU. También encontraron abundantes medios financieros para sostenerse. No es con sutileza sino brutalmente que estas políticas se ejecutan en los países en vías de desarrollo: allí, las personas están menos informadas y no tienen dinero suficiente para llevar ante la justicia a sus agresores -es decir, a los grandes lobbies farmacéuticos o agroalimentarios, a los grandes organismos públicos o privados o a las grandes instituciones financieras internacionales.

Entre las más conocidas están la USAID y el FNUAP, que dependen de los Estados Unidos y de las Naciones Unidas respectivamente, la IPPF o Planificación Familiar, el World Food Program, el Banco Mundial, el USDA (ministerio de agricultura de EE. UU.), la OMC (Organización Mundial de Comercio), la OMS, el Unicef, el MSI (Marie Stopes Internacional), que causa estragos actualmente en Afganistán. Estas organizaciones preparan los proyectos de ley para los gobiernos a fin de imponer medidas de eliminación de la población local y apoderarse de las riquezas del país (tanto mineras como de otra naturaleza)7.
Una joven madre china mira a su hijo delante de un cartel que dice “el control de la natalidad es una política de base en nuestro país"

Recientemente el FNUAP ha dado que hablar en Tanzania: el gobierno de ese país rechazó un envío de 10 millones de preservativos del FNUAP, debido a la existencia de microporosidades en la membrana de látex de los condones. De tal suerte, se destruyó ese cargamento, cuyo valor comercial ascendía a 900 000 U$S. ¡Lo verdaderamente excepcional en el asunto no era la mala calidad de la mercadería sino el hecho de que se haya realizado un control!

Las verdades ocultas

Al igual de lo que sucede en Francia, en los países occidentales desarrollados, los medios de comunicación aplican los grandes principios masónicos: “Siembren corazones viciosos y cosecharán cadáveres de jóvenes cristianos", "corrompan, corrompan, hagan que respiren el vicio por los cinco sentidos", "mientan y cambien el sentido de las palabras y ellos terminarán por pensar y comportarse como ustedes quieren sin siquiera darse cuenta”. Así empujan a la infancia y a la juventud indefensas a la perversión, a la que denominan "sexualidad protegida" (safe sex). Es una ficción, pues se omite mencionar las microperforaciones de los preservativos. En Francia, muchos médicos han realizados trabajos sobre el tema y se han escrito algunos libros, entre los que se pueden citar los del extinto profesor Lestradet. Muchos otros científicos escribieron respecto de la mentira del preservativo. Sobre el particular, se observa que esa fábula empuja a los jóvenes a mantener una actividad sexual que desprecia las leyes de Dios y que, en todos los países en los que circulan los preservativos, el número de enfermos de SIDA crece de manera exponencial. ¿Cómo es eso? Porque todos los preservativos tienen microperforaciones de entre 5 y 10 micrones de diámetro. Ahora bien, la cabeza de un espermatozoide mide 7 micrones, es decir que es apenas más grande que las perforaciones. Las pruebas de calidad que hacen los fabricantes de preservativos consisten en hacer pasar iones eléctricos, lo que permite detectar microperforaciones de al menos 10 micrones.

El virus del SIDA es 500 veces más pequeño que la cabeza de un espermatozoide. Entonces; ¿cómo el preservativo podría "protegernos"? Algo aún más grave: los preservativos que se venden en África o en América Latina son de tan mala calidad que su venta está prohibida en los Estados Unidos. Y es así porque si en los Estados Unidos un producto provoca un problema, el cliente puede llevar al fabricante ante la justicia, y este último perderá seguramente el pleito.

El imperialismo abortista

Por el contrario, en el Tercer Mundo las personas mueren antes de denunciar los abusos de los que han sido víctimas. Por ejemplo, en las campañas sistemáticas de esterilización forzada que se llevan a cabo en todos los países pobres (África, Asia, América Latina desde Méjico a Chile y Argentina), si luego de un parto en un hospital público, el médico no convence a la mujer de dejarse esterilizar, le coloca uno o dos dispositivos intrauterinos sin que ella lo sepa. Se realizan hasta un 30% de cesáreas porque esto facilita practicar una ligadura de trompas. En las  “maquiladoras” o fábricas de las zonas francas de Guatemala o de los países pobres de Asia, donde se confeccionan vestimentas, jeans, componentes de computadoras, calzados, etc. para Nike, Adidas, Nestlé, Levis y otras multinacionales sin escrúpulos, es condición necesaria para ser empleada el tener las trompas ligadas. En otras ocasiones, los médicos colocan un dispositivo intrauterino a las obreras bajo el pretexto de realizarles un Papanicolau. En los talleres textiles y de confección de Ecuador, los médicos recorren las máquinas de coser en las que trabajan las mujeres. Así inyectan a las obreras depo-provera ("contraceptivo" abortivo de efecto trimestral) con la excusa de que se trata de vitaminas. Las fuerzas armadas de EE UU han actuado de idéntica forma luego del 11 de setiembre en América Central. ¡En efecto, para agradecer a esos países su colaboración en la lucha contra el “terrorismo”, han cavado gentilmente pozos en los que colocaron productos contraceptivos de larga duración!

Se ejerce una terrible presión sobre las mujeres campesinas que representan el 90% en algunos países. En Perú o Guatemala, entre el 90 y el 95% de la población no sabe leer ni escribir. Para ellos el médico es, entonces, una autoridad respetable. Los profesionales de la salud presionan constantemente a las mujeres en todos los “Centros de Salud”. Lo he comprobado a menudo. Se capacita a los médicos y a las enfermeras sobre la manera de convencer a las mujeres de dejarse esterilizar, diciéndoles: «si no aceptan esta práctica, no tendrán derecho a acceder al servicio de asistencia médica… ni a obtener ayuda alimentaria… en ocasión de su próximo alumbramiento.»

En Europa encontramos las mismas prácticas, solo que se ejercen de modo más discreto y se dirigen sobre todo a las mujeres inmigrantes, que en general no tienen medios para defenderse. De tal suerte, he encontrado varias mujeres embarazadas, francesas o del Magreb, que han sido objeto de presiones continuas y muy agresivas para hacerse ligar las trompas. Tal es el caso de la señora X, de origen magrebí, madre de tres niños, domiciliada en París, que se dio cuenta que su médica francesa, luego de haberle practicado una cesárea innecesaria, la esterilizó contra su propia voluntad y la de su esposo. Para colmo, esta ginecóloga la había incitado groseramente durante todo su embarazo a matar a ese bebé. ¡Y todo eso sucedió en renombradas instituciones de la región parisina!

Es indispensable ayudar a estas personas a iniciar acciones judiciales contra los médicos y los patrocinadores de esta ideología.

En el Tercer Mundo se trata de una práctica sistemática. Las mujeres que han sufrido una ligadura de trompas contra su voluntad no se enteran inmediatamente de por qué no tienen más hijos y no se preocupan enseguida por la cuestión.

Recién uno o dos años después comienzan a inquietarse y se les responde: “no sabemos; puede ser un problema de alimentación, una contaminación...". Sucede muy a menudo -lo he comprobado en el ejercicio de mi ministerio sacerdotal- que, tiempo después, una mujer tiene fuertes dolores en el bajo vientre y pérdidas de sangre. Concurre entonces al médico:

¿Cuánto hace que lo tiene?
¿Qué tengo qué?
Pues, su dispositivo intrauterino
¿Qué cosa?
Usted tiene un dispositivo Nitra-uterino colocado en su matriz.
¿Y quién me lo colocó?
No lo sé, pero ahí está.

Y se descubre que ha sido siempre cuando la mujer ha estado en los « Centros de Seguridad Social», en los hospitales públicos o en organismos equivalentes, que se le ha colocado el dispositivo Nitra-uterino.

Los países que negocian con estas organizaciones tienen que respetar las cuotas que se les imponen para poder seguir recibiendo préstamos. Por ejemplo, México tiene menos de 100 millones de habitantes. Esta cifra no puede ser sobrepasada. Debe tenerse en cuenta que, de esos 100 millones de habitantes, 50 millones son mujeres. Si dejamos de lado las que son menores de 12 años y las que han superado los 48 años (que no son más fértiles), tenemos menos de 30 millones de mujeres. Sobre esa cifra, México tiene una cuota anual de 500 000 ligaduras de trompas o vasectomías y de 300 000 colocaciones de dispositivos Nitra-uterinos. Esto hace un total de 800 000 personas -podemos redondear a un millón, ya que existen otras técnicas que se practican-. Se pide, entonces, a los médicos que practiquen un millón de ese tipo de intervenciones por año, bajo la vigilancia de los llamados “controladores”. Tengo un amigo que es médico en El Salvador y que se desempeñaba como controlador ginecólogo del gobierno, por cuenta de la IPPF. Posteriormente se convirtió. Se dijo entonces: “o soy católico o no lo soy”. Presentó su renuncia. ” No puedo continuar: son cosas que van contra Dios”.

Al buscar, encontramos muchos textos de leyes o de decretos, que han sido firmados entre presidentes de la República. Pienso especialmente en el presidente de Guatemala Portillo. Conozco el problema porque lo he visto repetirse, incluso en otros países. Se trata de textos que tienen una única publicación en el Boletín Oficial; nadie repara en ellos. Son acuerdos entre gobiernos –por ejemplo, Guatemala o el Salvador por un lado, y el Estado Federal Alemán, o Finlandia, o Suiza por el otro-. Por ejemplo, el Estado alemán, a través de un organismo muy poderoso que se denomina la GTZ8, se ocupa de hecho únicamente de esterilizar mujeres. En este tipo de acuerdos (4 de julio de 2001), el Estado alemán se compromete a enviar medios técnicos y personal capacitado a fin de contribuir a la "igualdad de sexos" ("gender equity" en inglés; "equita in genero" en latín) Se trata de una expresión un poco técnica, que significa en la práctica la promoción por todos los medios de la contracepción y la inmoralidad entre los jóvenes. Al mismo tiempo, el documento establece que el gobierno local (ecuatoriano o guatemalteco...) se abstendrá de articular acciones judiciales contra los expertos alemanes que se hubieran enviado, cualquiera fuera la naturaleza de sus actos. Quiere decir que estas personas, conforme al acuerdo, no podrán ser arrestadas ni condenadas, ya sea que violen o esterilicen a las mujeres en cuestión. Si estas los acusan, el texto dispone textualmente: ”el gobierno se compromete a no iniciar acciones contra la GTZ, ni contra los técnicos alemanes” Lo expuesto da una idea de la brutalidad de este tipo de acuerdos.

La “vacuna” anti-embarazo.

Utilizar vacunas como contaminantes o vectores de un efecto secundario programado es una posibilidad muy atractiva para los controladores eugenistas de la población. También lo es para los grandes laboratorios farmacéuticos. Las campañas de vacunación alcanzan a millones de personas totalmente confiadas, y pueden dejar ganancias de millones de dólares.

Este es el objeto de uno de los "paquetes" que el Banco Mundial obliga a aceptar a los países del Tercer mundo: el paquete de las vacunaciones, y sobre todo de las vacunaciones esterilizantes y abortivas.

Existe documentación numerosa y seria sobre este tema. Respecto de numerosas vacunas, tanto el Banco Mundial como la OMS (Organización Mundial de la Salud) obligan a los ministerios de salud de los países pobres a vacunar a su población y, para el caso de América Latina, a comprar esas vacunas exclusivamente a la OPS -Organización Panamericana de la Salud, que es la denominación apenas disimulada de la OMS-. El contrato establece que los gobiernos no están facultados para analizar esas vacunas. Si desean sin embargo efectuar un control, sólo podrán hacerlo a través de tres laboratorios que dependen exclusivamente del Banco Mundial. Cada vez que hemos hecho analizar de manera independiente las vacunas destinadas a estos países (Argentina, Nicaragua, Filipinas, Méjico, etc.) -entre otras, las vacunas antitetánica, antidiftérica, antivariólica, y más recientemente la BCG y la vacuna contra la hepatitis B- hemos comprobado que todas ellas contienen sistemáticamente la famosa hormona hCG o gonadotrofina coriónica. El contrato impuesto por el FNUAP y la USAID prevé que los gobiernos deben vacunar a todas las mujeres embarazadas dos o tres veces durante la gestación -en Francia está prohibido- como así también a las niñas (¡no a los varones!). Se verificó que, en cuatro de cada cinco casos, esas vacunas contenía la hormona gonadotrofina coriónica sintética.

Se trata de una hormona que el hijo, algunas horas luego de la concepción, envía a su mamá, para que ella lo reconozca y que el sistema inmunitario materno no lo destruya. Cuando el cuerpo de la madre la detecta, comprende que no se trata de un cuerpo extraño que se debe destruir o fagocitar, sino que es un bebé, y se bloquea el sistema inmunitario para permitir el implante del embrión en el útero. Los " birth-controllers”  colocan esta hormona hCG, ligeramente modificada, en las vacunas. Al vacunar con ellas a la mujer embarazada, la madre produce anticuerpos anti-hCG que son transmitidos al hijo. Ahora bien, el feto en el seno materno no tiene un sistema inmunitario en funcionamiento. Cuando la niña nace, se le aplica la vacuna antitetánica 6 veces durante el primer año de vida. Luego los médicos las revacunan en las escuelas, utilizando como armas el miedo y la ignorancia. Luego de las primeras reglas revacunan a todas las jovencitas y jamás a los muchachos. Es terrorífico. Cuando la joven se casa, concebirá un hijo que le enviará esa misma hormona hCG para decirle: ” ¡Mamá, aquí estoy!” - pero en lugar de reconocer a esta hormona como un signo de la presencia del bebé, el sistema inmunitario materno lo identificará como a un agresor. Así, enviará anticuerpos para destruir esa molécula; es decir, que cortará el contacto entre el niño (alma inmortal) y su madre. Esto se llama lisa y llanamente un crimen (aborto provocado).

He realizado investigaciones sobre este asunto en la intranet médica reservada a los expertos universitarios con el doctor B., embriólogo de una importante facultad de medicina francesa.

Encontramos un programa de investigación que se está desarrollando en India desde hace 33 años por un tal G.P. Talwar (del Instituto de Inmunología de Nueva Delhi). El objeto de los estudios efectuados por este profesional es determinar cómo introducir en las vacunas la hormona hCG evitando un efecto cross-linked con las hormonas FSH, LH y TSH, que tienen la misma subunidad Beta que la hCG. Los trabajos en cuestión cuentan con el financiamiento de grandes laboratorios farmacéuticos internacionales, del Population Council, la Fundación Rockefeller y el International Develpment Research Center de Canadá. Durante 29 años -desde 1974 hasta 2003- este investigador ha “gestado” hasta 50 artículos por año. Es el autor de un enorme trabajo sobre un único tema: cómo podemos utilizar las vacunas clásicas para obtener efectos abortivos y de este modo eliminar poblaciones enteras sin que siquiera se den cuenta.

Este asunto está debidamente documentado a través de informes muy serios que han sido difundidos por el sitio de Internet de la OMS 9 y por publicaciones científicas prestigiosas10. Los promotores no ocultan estos documentos. Saben que no corren grandes riesgos, debido a la naturaleza técnica de los estudios y a la falta de libertad de la corporación de los medios de comunicación. Lo expuesto no impide a la OMS negar la utilización de estos productos a espaldas de las poblaciones, a pesar de las pruebas acumuladas en tal sentido. ¿Quién puede creerles todavía? Sin embargo, el término "vacuna anti-embarazo" ha sido reemplazado por el más neutro de "inmuno-contracepción" Importantes medios financieros están dedicados a desarrollar técnicas aún más sofisticadas que el rechazo a la hormona hCG.

El SIDA como instrumento de control de las poblaciones

Hay una gran polémica respecto del origen del SIDA: se supone que el virus del SIDA fue integralmente creado por la CIA y los servicios del ejército estadounidense en el marco de la guerra biológica. Los trabajos se habrían efectuado en el laboratorio de máxima seguridad P4 de Fort Detrick, Maryland, EE UU, fundado en 1977. En 1969, y a solicitud del Pentágono, el presidente Nixon ya había destinado 10 millones de dólares para producir virus cancerígenos y un virus capaz de destruir el sistema inmunológico humano en poco tiempo. Estos virus habrían sido experimentados en 1977 sobre prisioneros condenados a muerte o a prisión perpetua, con la promesa de otorgarles la libertad si sobrevivían. Recordamos la campaña masiva de vacunación contra la hepatitis B llevada a cabo sobre las minorías “gay” de Nueva York… Poco tiempo después se produjo la explosión del SIDA en esos mismos grupos. Esto explicaría también la aparición de los primeros casos de Sida en 1979 entre esos mismos prisioneros homosexuales, liberados según lo prometido, en las “comunidades gays” de Nueva York11.

Hoy se baraja otra hipótesis, conforme a la cual el virus del SIDA sería el resultado de contaminaciones accidentales provocadas por un virus SIV de los monos verdes, a través de vacunas contra la poliomielitis fabricadas por los laboratorios Wistar de Filadelfia en 1957-59. Estas vacunas fueron administradas por el equipo del profesor Hilary Koprowsky a un millón y medio de niños en el Congo y en Burundi (curiosamente, la Wistar es una de las colaboradoras de Fort Detrick en la fabricación y pruebas de virus con fines militares). Edward Hooper en su libro The River (El río) manifiesta que las regiones donde se descubrieron los primeros casos de SIDA12 son, precisamente, las regiones del Congo en las que se administró en masa la vacuna oral contra la polio en los años 50. La contaminación de ciertas vacunas por virus (el SV4013 o la hepatitis) ya había sido probada.

Otros hechos y datos14 son intencionalmente escamoteados a los jóvenes por gobiernos y laboratorios farmacéuticos. Por ejemplo, el virus VIH o SIDA está presente en mayor cantidad en la saliva humana que en las secreciones genitales o la sangre. Es decir, que la transmisión a través de la saliva existe: en el famoso beso "a la francesa" con intercambio de saliva, encontramos sangre del compañero en la saliva del 95% de las personas luego de haber dado ese tipo de beso. Ahora bien, los leucocitos o glóbulos blancos infectados pasan a la cavidad bucal a un ritmo de un millón por minuto, y hasta 10 millones por minuto. Como es habitual que los enfermos de SIDA y las mujeres que toman píldoras contraceptivas tengan infecciones gingivales, abscesos y úlceras en la boca, el pasaje de estos virus al flujo sanguíneo es muy fácil. En cuanto a la pretendida brevedad de la vida del virus fuera del cuerpo humano, basta con citar el estudio del Instituto Pasteur -Unidad de Oncología Viral- publicado en setiembre de 1985 por el periódico The Lancet. En ese informe se demuestra que ese virus “frágil” mantiene su capacidad infecciosa luego de permanecer 15 días a temperatura ambiente.

Existe también una transmisión por los mosquitos y otros insectos que pican. 90 virus o retrovirus que transmiten los insectos infectan al ser humano. Luego de un estudio realizado sobre más de 5000 insectos capturados en África central, se ha identificado la presencia de secuencias similares al VIH-1 en el ADN de insectos de numerosas especies. (Laboratorio de virología molecular – Universidad de París e Instituto Pasteur, 1990).

En la práctica, cualquiera sea el verdadero origen del SIDA, podemos observar (ver gráfico) que cerca de las tres cuartas partes de las personas infectadas por el SIDA habitan en África subsahariana15. El segundo foco de infección está en Asia (sur y sudeste). A fines de 2001, se determinó que en China comunista existían 850 000 infectados, probablemente a causa de extracciones de sangre realizadas sin las medidas higiénicas adecuadas.

Ahora bien, el África continúa siendo el objetivo prioritario de los eugenistas, y China es el campo de acción de una pandilla comunista que quiere lograr la disminución de la población. Para ellos, la epidemia del SIDA es una desgracia que llega oportunamente.

Cómo actuar en Francia

En primer lugar, la justicia está en manos de Dios. El actuará y finalmente vencerá, aún si nuestros países se encuentran en un estado calamitoso y se niegan a cambiar de conducta. Debemos vivir en Su gracia y perseverar en la oración.

Además, hay un trabajo que cada cristiano debe realizar: frente a este programa de genocidio universal y de destrucción de almas inmortales -diabólicamente organizado y con millones de dólares a su disposición- es necesario informarse e difundir. Para ello, habrá que utilizar los medios de comunicación modernos, como los foros y los correos electrónicos. A menudo, será preciso también exhortar al clero para que cumpla su oficio brindando la enseñanza correcta. Así podremos ayudar a las víctimas.

Una asociación como La Trêve de Dieu [La Tregua de Dios] tiene por finalidad ayudar a las víctimas de la eugenesia. Para ello, se las apoya para que puedan convertirse en querellantes, a fin de que obtengan las reparaciones correspondientes y de lograr que los patrocinadores eugenistas dejen de actuar en la impunidad y el silencio.

Los adherentes y simpatizantes pueden encontrar a estas víctimas entre sus relaciones, y trasmitirles este tipo de propuestas.

© TDD mayo 2003


NOTAS:

1. Jaffe, Frederick S. 1969. Activities relevant to the study of population policy for the U.S. Memo to Bernard Berelson, 11 de marzo de 1969. In Elliott et al., 1970, y otras fuentes coincidentes. Estas propuestas fueron expuestas en el Congreso de Dacca en 1969.

2. Encontramos esta postura en la CEDAW (Convención para la eliminación de toda forma de discriminación contra la mujer). También es adoptada por la Corte Penal Internacional, que manifiesta seguir una línea pro-aborto.

3. Monsanto también fabrica productos abortivos y contraceptivos, medicamentos diversos, el herbicida “Roundup” y semillas suicidas (híbridos estériles), ya sean o no transgénicas. Este grupo ejerce una importante influencia sobre la FDA [Agencia de Drogas y Alimentos] en EE UU.

4. Los animales eran considerados como  “primos” lejanos, descendientes de los mismos ancestros.

5. Kinsey, autor del célebre pero fraudulento « informe Kinsey” de 1947, era pedófilo. A pesar del caso Dutroux, la promoción de la pedofilia llevada a cabo en los años 60 no ha terminado. De este modo, encontramos una insistente postura que promueve bajar la edad de la mayoría sexual a los 10 años.

6. "IPPF Charter On Sexual And Reproductive Rights" [Carta de Derechos Sexuales y Reproductivos de la Federación Internacional de Planificación Familiar] que puede consultarse en http://www.unfpa.org/swp/1997/box8.htm. Este informe explica la interpretación pro-aborto que hace el IPPF de los diferentes documentos y conferencias de la ONU. En este documento se evidencia que pretenden ser defensores del derecho a la vida, por una parte omitiendo al aborto como violación a ese derecho, y por la otra militando por el “acceso al aborto”, con el argumento de impedir las muertes maternas ¡La mentira clásica de los pro-abortistas!

7. Kissinger redactó en 1974 el informe secreto NSSM nº 200 para poner en marcha esta política. Ese documento fue desclasificado en 1980. Justifica una política eugenista con el pretexto de defender los intereses y la seguridad de los EE UU ante los riesgos de una pretendida "sobrepoblación" (ver su traducción en francés en el sitio de Transvie). Esta cínica tendencia ya tenía un precedente: el informe de Georges Kennan intitulado PPS/23 : Review of Current Trends in U.S. Foreign Policy, publicado en Foreign Relations of the United States, 1948, vol. 1, pp. 509-529 (v. http://www.russilwvong.com/future/kennan/pps23.html)

8. Gesellschaft für Technische Zusammenarbeit, Sociedad para la Cooperación Técnica.

9. Esto forma parte de un programa especial de investigación, que cuenta con un abundante financiamiento de: el PNUD, el FNUAD, la OMS, el Banco Mundial, la Fundación Rockefeller, la Fundación Ford, la Fundación Hewlett Packard (cf. HP), la Fundación Bill & Melinda Gates (cf. Microsoft), la Fundación John Mc.Arthur, Ted Turner (antiguo dueño de la CNN) y el Population Council (ver http://whqlibdoc.who.int/publications/2002/9241562080_eng.pdf y http://whqlibdoc.who.int/publications/2003/9241591919.pdf [2011: Se puede comprobar en http://whqlibdoc.who.int/hq/2010/WHO_RHR_09.26_eng.pdf que los “inmuno-contraceptivos hCG” continúan formando parte del presupuesto de la OMS]).

10 Por ejemplo en los Proceedings of the National Academy of Sciences, USA vol. 91, pp.8532-8536, agosto 1994, A vaccine that prevents pregnancy in women, disponible en: http://www.pnas.org/cgi/content/abstract/91/18/8532 Ver también http://www.gyneweb.fr/sources/congres/jta/94/repro6.htm. ¡Existe incluso una publicación específica, el "American Journal of Reproductive Immunology" !

11. Buscar los numerosos documentos relacionados con esta polémica en un buscador de Internet, con las palabras "AIDS origin Jacob Segal spread healing" y "Leonard G. Horowitz emerging viruses AIDS Ebola WHO África"

12. The River: A Journey to the Source of HIV and AIDS, Edward Hooper, 2000. [2005 La controversia está bien documentada en http://en.wikipedia.org/wiki/OPV_AIDS_hypothesis y en http://www.aidsorigins.com], lo que permite comprobar la inercia de los medios pretendidamente científicos para realizar cuestionamientos inteligentes y fundados. Conservar el prestigio y los buenos negocios se impone muy a menudo por sobre la honestidad y la búsqueda de la verdad.

13. Se descubrió posteriormente una contaminación de lotes de vacunas contra la polio utilizadas entre 1957 y 1959 por el virus SV40 de los monos (el « simian virus 40 ») Actualmente, los estudios realizados muestran la existencia de complicaciones cada vez más numerosas, relacionadas con el SV40 y su frecuente presencia en tejidos tumorales tomados de recién nacidos fallecidos a causa de un tumor de cerebro de tipo méduloblastoma. Cf. el libro "¿«Le vaccin hepatite B en accusation ? Les coulisses d'un scandale» de Sylvie Simon, collection Résurgence. En el período 1938-1942, algunas vacunas contra la fiebre amarilla estaban también contaminadas por el virus de la hepatitis B. Recientemente, se ha descubierto en Japón la presencia de virus de la peste -made in EE UU- en vacunas antivariólicas.

14. Cf. AIDS Rage and Reality - Why silence is deadly, Gene Antonio, 1993, Anchor Books, USA

15. Le Figaro, Le sida ravage plus que jamais l'Afrique Martine Perez, 3 juillet 2002.

 Inicio     Publicación original   Página completa 

Los peligros